Foscam C2: evita falsas notificaciones con esta cámara de interior

La empresa china Foscam con sede en Shenzhen lanza el segundo modelo de su serie C para cámaras de vigilancia interior, la Foscam C2. La compañía especializada en productos de seguridad ha sabido dar continuidad a su línea de productos con la C2, con un gran software personalizable y un sensor de detección de movimiento que aprovecha la tecnología infrarroja para reducir las falsas alertas.

Especificaciones técnicas

  • Dimensiones: 16,8 x 9,2 x 7,4 cm.

  • Peso: 422 g.

  • Resolución 1080p.

  • Audio bidireccional.

  • Admite tarjetas SD (hasta 128Gb).

  • Almacenamiento en la nube.

  • Ángulo de visión de 120 grados.

  • Detector de movimiento con PIR.

  • Zoom x6.

Contenido de la caja y diseño

Lo principal que salta a la vista al abrir la caja de la Foscam C2 es lo cuidado que viene todo organizado y embalado en el interior, con la cámara doblada sobre su brazo plegable así como las instrucciones, una pegatina de zona vigilada, más folletos y un par de cajas más pequeñas donde se incluye el resto de material (transformador y cable USB de alimentación el cual no es muy largo por cierto).

El color del acabado es posible escogerlo entre blanco o negro, ambos quedan bastante bien pues tienen cierto brillo que le proporciona un aspecto atractivo. Hay que resaltar que la Foscam C2 no es una cámara que tenga rotación mecanizada y controlable a través del móvil, por lo que debemos pensar bien el sitio donde la vamos a colocar para cubrir el máximo área posible.

1080p y zoom x6 para tenerlo todo bajo control

Con una resolución de pantalla Full HD de 1920×1080, la Foscam C2 se ayuda del nuevo chip Ambarella para mostrar mejores detalles. Este chip mejora la calidad ofreciendo menos distorsión en la imagen causada por sombras o la luz directa del sol. Además tenemos la posibilidad de realizar un zoom hasta x6 a nuestro antojo para tenerlo todo vigilado gracias a su lente de 2.0 megapíxeles  .

Asimismo junto a estas especificaciones se ha montado una lente gran angular de 120 grados, por lo que si la situamos en el sitio correcto no se nos escapará ningún detalle. La calidad de vídeo es bastante aceptable tanto de día como de noche, en condiciones de poca luz se distinguen bien los detalles hasta una distancia de 8 metros.

Evita las falsas alertas gracias a la tecnología PIR

Uno de los fallos comunes de lo que pecan algunas cámaras son las alertas de detección de presencia, dando lugar a falsos positivos. Aunque a veces esto se suele corregir jugando un poco con la sensibilidad del sensor del dispositivo, no siempre se logra el resultado esperado, recibiendo por tanto un aluvión de alerta que no nos sirven para nada.

Para arreglar este problema la Foscam C2 hace uso de un sensor de movimiento infrarrojo pasivo (PIR). Este sensor actúa de manera pasiva de tal manera que no gasta ninguna energía para su funcionamiento, sino que en el momento que pasa delante de la lente persona debido a la temperatura que emite valorará que debe activarse y por tanto avisarnos de un posible intruso.

Almacenamiento en local o nube

Debajo de la Foscam C2 hallamos una ranura que permite conectar tarjetas SD con un máximo de capacidad de 128Gb. Igualmente se le proporciona al usuario la posibilidad de almacenar sus grabaciones en el servicio de la nube para una mayor tranquilidad.

A resaltar que a través de Foscam Cloud disfrutaremos por cortesía del fabricante de 8 horas de grabación durante todo un año, lo que es de agradecer. Si queremos más días de grabación deberemos pasar por caja.

Conectando la Foscam C2 a Internet y servicio técnico

Desde la propia caja que nos envía el fabricante podemos descargar la aplicación que necesitamos a través de un código QR. Ya con ella descargada nos hacemos una cuenta y procedemos a enlazar la cámara. Pulsamos el símbolo positivo para añadir nuestra C2 y nos pedirá escanear el código QR que se encuentra debajo de la misma, lo escaneamos con nuestro móvil y nos aseguramos de que el nombre de nuestra red Wifi y contraseña sea el correcto.

Si experimentamos cualquier tipo de problemas acoplando la cámara con la red es algo que se soluciona en la mayoría de los casos con una reinstalación de la aplicación. Si algo nos ha gustado de Foscam es su servicio técnico, siempre atento a cualquier problema o duda en las valoraciones de la app.

Por último en este aspecto señalar que disponemos de la posibilidad de usar el software oficial de Foscam en cualquier ordenador ya sea Windows o Mac, funcionando realmente bien.

Conclusión

Si tuviéramos que mejorar algo de la Foscam C2 sería los fps de la imagen, que logran un máximo de 20 cuadros por segundo. Aunque si nos aseguramos de tener una conexión Wifi adecuada para nuestro dispositivo no notaremos ningún «parón» pese a esta limitación.

Por lo demás es una gran cámara para el interior con la garantía de un servicio técnico que sabemos que siempre estará ahí si surge cualquier tipo de problemas. Compatible con todo tipo de sistemas operativos, olvídate ya de falsas alertas con esta cámara y su tecnología PIR.