TP-Link KC200: lente gran angular para el exterior de la vivienda

Después de que la empresa experta en router TP-Link lanzara al mercado su modelo de cámara de seguridad para interior KC120, la cual ya hemos analizado en camaradevigilancia.net, ahora le toca a su hermano mayor para exterior: la TP-Link KC200. Incluyendo también conectividad a los nuevos asistentes y con una sencilla configuración, esta cámara se luce como una gran elección para el exterior de nuestra vivienda o negocio.

Especificaciones técnicas

  • Dimensiones: 7.4cm x 7.4cm x 8.6cm.

  • Peso: 308g.

  • Resolución 1080p.

  • Lente gran angular de 130 grados.

  • Conexión Wifi 2.4GHz y 5GHz.

  • Visión nocturna gracias a 8 leds infrarrojos.

  • Audio bidireccional.

  • Detección de sonido y movimiento personalizables por franjas (hasta cuatro zonas).

  • Almacenamiento en la nube (2 días de grabación gratuitos).

  • Compatibilidad con los asistentes virtuales de Alexa y Google.

Diseño y montaje

Llama la atención el diseño compacto de la KC200, ocupando aproximadamente casi lo mismo que una pelota de tenis. A pesar de contar con unas reducidas dimensiones que no te engañen las apariencias, es una cámara preparada para soportar las inclemencias del exterior y su carcasa se ha realizado en acabados de gran calidad.

De hecho incluye la certificación al ingreso IP65, lo que nos garantizará una resistencia total a la entrada de polvo y a lluvias medianamente intensas, estando bien protegida ante los agentes externos que pueda sufrir.

El diseño está pensado para que se utilice junto con el apoyo magnético que incluye. Mediante este soporte la cámara quedará totalmente fijada a éste y la podremos colocar tanto en una superficie llana como en la pared, lo cual es lo más habitual si la vamos a situar fuera.

Calidad de imagen y hogar inteligente

Con un sensor de imagen de 1/2.7″, la TP-Link KC200 está capacitada para ofrecer una resolución máxima de imagen de 1080p, mostrando una buena calidad tanto de día como de noche (se distinguen detalles hasta una distancia de alrededor de 9 metros en condiciones de poca luz). Aunque en lo que realmente destaca en este aspecto es en su lente gran angular de 130 grados, preparada para captar una amplia visión de todo el ambiente y no perderse ningún detalle.

Al igual que su hermana de interior KC120, la comañía TP-Link se aventura por incluir conectividad con los nuevos asistentes virtuales de Alexa y Google, por lo que si disponemos de uno de ellos podemos ordenarle mediante comando de voz que nos muestre en pantalla lo que está sucediendo delante de la cámara. Asimismo podemos conectarla mediante a la frecuencia de los 5GHz para disponer de una mejor señal Wifi.

Almacenamiento y zonas de actividad

TP-Link apuesta por el almacenamiento en la nube y descarta totalmente la posibilidad de incluir una ranura para tarjetas SD. Aunque para compensar esta falta de poder guardar nuestros archivos en local la empresa incluye a todo el que compre la cámara una suscripción gratuita con posibilidad de grabar hasta dos días. Si queremos aumentar esta capacidad deberemos ya sí optar a una suscripción de pago.

Así como viene siendo la tónica habitual en todas las cámaras de vigilancia dispone de sensor de sonido y movimiento, que se activará y nos notificará cuando detecte cualquier tipo de actividad. Lo llamativo de la KC200 es que podemos configurar hasta cuatro zonas de actividad de forma realmente fácil con sólo seleccionar el área que deseamos que nos avise si detecta cualquier evento.

Sirena para ahuyentar a desconocidos

Es una de las funciones que más nos ha llamado la atención y que consideramos más útil de la TP-Link KC200. La mayoría de cámaras de seguridad actúan de forma pasiva, es decir, se encarga de grabar un posible robo pero no prevenirlo si éste se produce.

Para ello este dispositivo incluye montado en su interior una sirena la cual podemos activar a través del menú de la aplicación del fabricante, que hemos probado y realmente suena bastante alta. Podemos configurar tanto el grado de volumen como el tiempo que esté encendida cuando se activa.

Seremos capaces de hacer que suene desde 30 segundos, 2 minutos o como máximo 5 minutos. Pero lo más destacable como mencionamos es el volumen, que si lo configuramos en su opción más alta nos proporciona según el fabricante un ruido de 80db a un metro de distancia (el equivalente alrededor de un tren arrancando), suficiente para alertar a cualquier amante de lo ajeno.

Conectando la KC200 a Internet

TP-Link se está convirtiendo en una de las empresas punteras en apostar por el hogar inteligente, y lo demuestra con su cuidada aplicación que permite incorporar otros tipos de dispositivos de manera sencilla como los enchufes inteligentes.

Una vez que nos descarguemos la aplicación Kasa Smart en nuestro iPhone o Android nos preguntará qué tipo de aparato queremos instalar. Seleccionamos Cámara Kasa de Exterior y nos pedirá que conectemos la KC200 a la corriente, una vez hecho esto la cámara parpadeará con un led intermitente en verde y naranja.

Evidentemente durante todo el proceso deberemos tener nuestro smartphone conectado a Internet mediante el Wifi local. Si todo va bien el led cambiará a color verde y se procederá a la actualización del firmware de la cámara si es necesario. Justo después de actualizarse ya tendremos nuestra TP-Link KC200 lista para funcionar.

Conclusión

Si hay que ponerle alguna «pega» a este modelo es la falta de inclusión de una ranura para poder almacenar los vídeos en una tarjeta SD, lo cual hubiese sido perfecto como alternativa y recurso a guardar las imágenes en otro sitio.

En todo lo demás en una excelente cámara y no hay nada que reprocharle. Así que si estás pensando en adquirir un modelo para el exterior del hogar compatible con las últimas tecnologías y con una gran calidad de imagen la TP-Link KC200 es una gran opción. Con una lente gran angular y con la capacidad de activar una sirena los convierten en un dispositivo que apuesta sin duda por el hogar inteligente. La posibilidad de configurar a medida las áreas de detección de movimiento es otro de sus fuertes.