Las Mejores Cámaras de Vigilancia con Batería 2019

Las cámaras de vigilancia con batería se están convirtiendo en uno de los productos con más demanda en estos últimos años. Su ausencia total de cables permiten que sean instaladas en cualquier zona con el único requisito que allí donde la ubiquemos reciban una buena señal de red Wifi.

Al ser aparatos totalmente inalámbricos que reciben la señal de datos por Wifi se aconseja adquirir un repetidor Wifi si nuestra señal es débil. Estos dispositivos funcionan situándose en una zona intermedia entre la cámara con batería y el router, permitiendo ampliar las ondas dicha señal.

Evidentemente este tipo de cámaras no están pensadas para que estén las 24 horas del día grabando, ya que al tomar la alimentación eléctrica de la batería haría que ésta se acabara en nada de tiempo. Así, dependerá de la configuración que escojamos y de las veces que observemos la cámara por nuestro smartphone durará más o menos tiempo.

En este análisis os traemos los que hemos considerados los mejores modelos de cámaras con batería de 2019. Además hemos incluido una variedad de productos en todos los rangos de precios, ¡ya no tendrás excusas para no adquirir una!

Arlo Pro 2

La Arlo Pro 2 es la segunda versión del producto estrella Arlo Pro. La empresa norteamericana lleva ya unos años siendo una de las marcas más pioneras cuando se viene a tratar sobre productos de seguridad para el hogar. Tanto es así que cuando compramos un artículo de esta compañía sabemos de antemano que lo que vamos a tener es de auténtica primera calidad tanto en materiales como en funcionalidades.

La Arlo Pro 2 se puede adquirir en varios paquetes distintos. Podemos adquirir desde el kit base con 1 ó 2 cámaras, hasta la estación más 3 ó 4 cámaras para tenerlo todo controlado, según nuestras necesidades. En este producto adquirir el kit base se hace necesario, aunque como veremos merecerá la pena ya que las ventajas que nos aporta no son pocas.

Esta estación se encarga de realizar funciones que de otra manera no sería posible incorporar dentro del cuerpo de las cámaras. Aunque una vez lo tengamos podemos comprar las cámaras por separado. Asimismo destacar que si poseemos la estación de la primera versión, las nuevas cámaras serán compatibles, lo cual es de agradecer.

Con una calidad de 1080p la Arlo Pro 2 apenas ocupa espacio, y es tan pequeña que cabe perfectamente en una palma de la mano mediana. La estación base va conectada a nuestro router, tomando la señal de datos de éste y expandiendo la señal Wifi a todas los demás dispositivos. De esta manera se consigue que siga habiendo conexión aunque la red se encuentre algo saturada.

También esta estación dispone de una de las alarmas más ruidosas del mercado (100dB, el equivalente de una alarma de incendios de un supermercado), así que en el momento que se active su sonido hará que alerte a cualquier persona. Además esta base ofrece dos puertos USB, a los que podremos enchufar dos discos duros externos.

caja camaras con bateria y estacion arlo pro2

De esta forma no sólo podremos aumentar el espacio hasta en varios terabytes, sino que tendremos todas nuestras grabaciones centralizadas. Esto motiva que aunque las cámaras fuesen robadas, seguiríamos disponiendo de las pruebas que le incriminarían, ya que no perderíamos las grabaciones.

Una de las mayores ventajas de este modelo con respecto al anterior es la posibilidad de programar en la cámara zonas de interés donde queremos que nos avise y empiece a grabar cuando detecte movimiento en dicha zona. Esto nos permite seleccionar partes como sitios donde tenemos guardado dinero, joyas u otros bienes de valor.

Aunque no podremos rotar la cámara desde nuestro móvil para cubrir todos los ángulos, la Arlo Pro 2 cuenta con una lente de 130º, que permite una visualización bastante amplia de la zona donde la instalemos. Destacar también que otros competidores ofrecen un servicio gratuito en la nube de 24 horas, mientras que la Arlo Pro 2 dispone de 7 días para poder probarlo y ver si nos convence.

Además de las características básicas que podemos encontrar en cualquier otra cámara de estas características, como la detección de movimiento o sonido, visión nocturna o audio en dos direcciones bidireccional, ofrece también poder configurar la zona horaria en la que queremos que esté grabando.

Estamos ante uno de los mejores y más completos sistemas de seguridad con está cámara, su mayor desventaja es el precio, pero sin duda si nos decantamos por este modelo estaremos comprando uno de los mejores sistemas de videovigilancia del mercado.

Reolink Argus 2

En este caso os traemos un modelo más económico pero también de alta calidad, y es que la empresa Reolink lleva ya años siendo una de las mejores en cuanto a cámaras de vigilancia se refiere. No es de extrañar entonces que este fabricante quiera ganar terreno en el sector totalmente inalámbrico observando la alta demanda de éste con la Reolink Argus 2.

La imagen que de ofrecer la Reolink Argus 2 es excepcional tanto de día como de noche, contando con una resolución de 1080p. Otras con esta calidad se muestran bastante nítida de día pero luego dejan bastante que desear en la oscuridad, donde apenas se puede apreciar una imagen clara a unos metros de distancia.

La visión nocturna tiene un alcance de 10 metros y se muestra una imagen bastante clara en todo momento. Esto se ha conseguido gracias a la inclusión de un sensor de imagen CMOS con Starlight. Esta nueva tecnología permite que incluso en situaciones de baja luminosidad se consiga mostrar una imagen limpia, algo clave para poder reconocer facciones en los rostros o poder apreciar matrículas de los coches en la noche.

Para instalarla no necesitarás ninguna experiencia previa ni ningún tipo de conocimiento, su fácil y rápida configuración permite que cualquier usuario pueda instalarla en pocos minutos. Sólo necesitaremos descargar la app Reolink, enlazar nuestro smartphone con el Wifi y luego leer un código QR con la cámara.

También podemos tener guardadas nuestras grabaciones en una tarjeta SD si queremos (hasta un máximo de 64GB). Para ello se ha integrado en un lateral a través de una pestaña una ranura para poder insertar las tarjetas. Como detalle a mejorar sería el audio bidireccional que incluye, que no se escucha lo fuerte y claro que debiera, obligándonos a acercarnos mucho al micro de la cámara para permitir la comunicación.

camara bateria reolink argus 2 caja

Como el resto de cámaras con batería está pensada para grabar eventos en lugar de estar las 24 horas del día grabando. De hecho desde la propia Reolink se nos dice que es capaz de aguantar este dispositivo hasta 180 días en standby, mientras que si la usásemos ininterrumpidamente duraría sobre 16 horas. Igualmente podemos comprar un módulo de placa solar para olvidarnos más tiempo de tener que cargarla.

TP-Link Kasa Cam KC200

TP-Link, la empresa número 1 en diseño de dispositivos Wifi también es otra marca que se apunta a los modelos de cámaras de seguridad con batería y las nuevas tecnología de Alexa el asistente de Google. Y lo hace apostando con un precio asequible y un producto de gran calidad como la Kasa Cam KC200.

Con un bonito y compacto diseño en blanco nada más sacar de la caja el dispositivo notaremos que estamos ante un producto de gran calidad para su precio. El acabado del cuerpo se ha hecho totalmente en metal, por lo que no tendremos problemas para situarla fuera. De hecho cuenta con un grado de protección IP65 ante la entrada de agua y polvo.

Está equipada con una lente capaz de captar un ángulo de visión de 130 grados, capacidad para ver hasta 8 metros de distancia en la oscuridad y todo ello con una resolución de pantalla de alta definición en 1080p.

Se echa en falta la inclusión de una tarjeta SD para poder tener las grabaciones guardadas. Aunque es de entender que no se haya incorporado por falta de espacio. Pues incluye una sirena de 80dB incorporada en el propio dispositivo.

Además esta cámara es compatible con las nuevas tecnologías de Amazon Echo y el asistente personal de Google, con lo que seremos capaces de visualizar lo que está ocurriendo con un simple comando de voz.

Otra de sus considerables ventajas es que no es necesario instalar un hub o estación base para que funcione, TP-Link se ha encargado de diseñar el dispositivo de tal manera que todo se ha incluido en el interior del cuerpo.

camara bateria tp-link kc200

Para usar el almacenamiento en la nube tendremos que hacer uso del servicio Kasa Care. Este servicio está disponible en tres modalidades diferentes: Premium, Plus y Free. Con la opción gratuita tendremos 1GB de límite de memoria ( aproximadamente 4 horas de vídeo 1080p). Con el servicio Premium y Plus, aunque de pago ambos, disfrutaremos de 128 y 60 horas de vídeo 1080p respectivamente.

Sin duda estamos ante uno de los mejores productos en relación calidad-precio en el sector de las cámaras de vigilancia con batería. Eso sí la aplicación TP-Link Kase debería de recibir una actualización para mejorar la facilidad de acceso a las opciones y menús del dispositivo.

SANNCE 720P

En esta ocasión os traemos el modelo más económico de esta lista, la SANNCE 720P. Por un módico precio podrás disponer tanto en la casa como en el negocio de una cámara con batería totalmente inalámbrica.

El diseño de la SANNCE es característico con respecto a las demás, luciendo una forma alargada del tamaño aproximado de una mano. Pese a que se trata del modelo más asequible del listado a esta cámara no le faltan ninguna de las características que se pueden exigir hoy día en esta clase de dispositivos.

Para almacenar las grabaciones disponemos en el lateral derecho de una ranura para insertar tarjetas SD, con un máximo soportado de hasta 128Gb (no incluida), lo que permitirá horas y horas de grabación sin temor a que se acabe el espacio.

Viene equipada también con un detector de movimiento, así que cuando el sienta algún tipo de actividad te enviará una alerta en tiempo real a tu smartphone. La batería de esta cámara es de 3000mAh, y según el fabricante con una sola carga completa disfrutaremos de 5 meses en modo de espera.

Lógicamente esto son los valores que proporciona la empresa y variará en función de la configuración que hagamos y de las veces que accedamos a ella.

camara bateria sannce 720p

La aplicación de esta cámara, al igual que sucede con otros modelos, debería recibir una actualización para mejorar. Se nota que no ha puesto mucho esmero en realizar una buena app, aunque es algo que siempre tiene solución mediante actualización. Asimismo hay que tener en cuenta que los LEDs infrarrojos no son invisibles ni se pueden apagar, por lo que se presencia se notará si no la ubicamos en un sitio fuera del alcance de la vista.

Eso sí, esta cámara no está aconsejada para exterior, sobretodo si vivimos en una zona donde las lluvias son frecuentes, ya que el dispositivo no tardará en dañarse. Si queremos una cámara para exterior que sea capaz de aguantar las inclemencias del tiempo deberemos fijarnos en un modelo que incluya protección al ingreso IP, mínimo IP65.

DIDSeth con batería recargable

La DIDSeth con batería recargable es otro de los modelos más asequibles del mercado, pero no por ello quiere decir que estemos ante un producto de mala calidad. Esta cámara está equipada con una lente construida sobre 2.7″ CMOS, con un ángulo de visión bastante amplio de 138 grados. Esto hará que si la situamos en un sitio lo suficientemente alto seamos capaces de obtener una perspectiva completa de la zona.

La batería que incorpora este modelo es fija, por lo que no podremos intercambiarla. Aunque tiene una capacidad de 4020mAh que proporciona una duración en standby de 6 meses (datos siempre del fabricante). Si la usamos una media de 5 minutos al día (suficiente para mirar de vez en cuando lo que está ocurriendo) será suficiente para que nos dure algo más de dos meses.

Este modelo es apto tanto para ser colocado en el interior de la vivienda como en el exterior, pues dispone de certificado IP65. Este grado de protección IP65 asegura una resistencia total a la entrada de polvo y lluvias fuertes.

La calidad de imagen se muestra clara durante el día y bastante aceptable en la oscuridad. En condiciones de poca luz podemos ver sin problemas lo que está ocurriendo, aunque a diferencia de otros modelos que cuestan más ya a partir de 5 metros dejaremos de percibir detalles importantes como las caras de las personas.

camara batería recargable didseth

Como inconveniente es que las instrucciones y la aplicación se encuentran de momento en inglés (muy básico eso sí) y se echa de menos una traducción al español. La instalación como las demás cámaras con batería es bastante sencilla y no nos ha dado problemas para configurarla e instalarla. Desde la app podemos configurar para que la DIDseth te alerte cuando detecte algún tipo de movimiento, de forma que la cámara no esté desperdiciando batería y no seas bombardeado con alertas todo el tiempo.

Preguntas frecuentes

¿Es una cámara de vigilancia con batería adecuada para mí?

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que estas cámaras de vigilancia con batería no están conectadas a la red eléctrica y por tanto no se pueden usar de forma continua (poder se puede pero duraría nada la batería). Así que si quieres un dispositivo que se encuentre todo el tiempo grabando lo aconsejable es que echaras un vistazo a otros modelos más asequibles.

Ahora, si la vamos a usar como complemento a un sistema de videovigilancia que tengamos en casa o si queremos una cámara que sólo se active y empiece a grabar cuando detecte cualquier tipo de movimiento este tipo de dispositivo puede convertirse en tu complemento perfecto para el hogar.

También son ideales cuando queremos instalar una cámara en una zona donde no tenemos o es muy complicado lanzar cables de red o alimentación, ya que sólo tendremos que preocuparnos porque la batería se encuentre cargada y de una buena recepción de Wifi.

¿Cuánto dura la batería?

Dependerá del modelo que escojamos, ya que cada uno trae su propia batería con su propia capacidad.

Las baterías se mide en mAh, o miliamperios horas, y estos nos indican la capacidad y por tanto la duración que tendrá. Por ejemplo una batería de 4000 mAh es capaz de estar standby cerca de medio año. Claramente éste no es el uso normal que se le daría a una cámara ni a cualquier otro aparato electrónico, ya que no siempre estará en modo reposo. Siguiendo con el ejemplo de la batería de 4000mAh, si es usada una media de 5 minutos al día, puede llegar a durar unos 3 meses como máximo.

Si situamos la cámara en un sitio donde el sensor capte mucho movimiento puede durar incluso menos de una semana, ya que estará constantemente consumiendo batería.

Paneles solares para cámaras de seguridad con batería

Si quieres tener una mayor autonomía una buena opción sería adquirir uno de los nuevos paneles solares para cámaras de vigilancia inalámbricas que permiten cargar la batería de forma automática.

Estos paneles van conectados al dispositivo y recogen la luz del sol para luego convertirla en energía eléctrica para abastecer a la batería de la cámara. Si vivimos en una zona donde suele dar el sol comprar un panel solar nos asegurará no quedarnos sin batería.

¿Es necesario un hub o estación base en las cámaras con batería?

No, no es necesario para funcionar. De hecho se han presentado en esta lista algunos modelos donde no hace falta estas estaciones para poder disfrutar de las ventajas de estas cámaras.

Bien es cierto que aunque no son obligatorias para que funcione, se suele incluir para integrar varias ventajas que de otra manera difícilmente se podría hacer. Estos hub o estaciones bases tienen como objetivo incluir otras funcionalidades como sirena de alarma de mayor potencia, distribuir de manera más óptima la señal Wifi en caso de fallos en la red o la posibilidad de incorporar discos duros para tener centralizado nuestras grabaciones y disponer de mayor capacidad.

¿Son seguras estas cámaras con batería al estar conectadas por Wifi?

Estarás seguro de que nadie podrá ver tus cámaras siempre que tengas una buena protección de seguridad en la red de tu hogar o negocio. Esto incluye entre otras prácticas aconsejables cambiar el usuario y contraseña por defecto, establecer una contraseña segura (nada de fechas de nacimientos ni nombres) mezclando mayúsculas con minúsculas…

Hay que tener en cuenta que las cámaras de por sí no tienen seguridad, sino que dicha seguridad se establece según lo segura que sea nuestra red. Si acceden a nuestra red, accederán a nuestra cámara.

¿Problemas con el alcance Wifi? Utiliza un repetidor Wifi

Muchas veces el problema a la hora de instalar una cámara con batería está en la recepción de la señal Wifi. Si la ubicamos a unos pocos metros del router y sobretodo si hay paredes de por medio sufriremos una disminución notable de la señal.

Si éste es tu caso te recomendamos que adquieras un repetidor o extensor Wifi. Estos aparatos funcionan de tal manera que recogen la señal Wifi del router y la vuelve a amplificar. Se recomienda situar el repetidor en un punto intermedio entre la cámara y el router, de tal manera que reciba una señal media de Wifi y la amplifique a una señal alta. Se pueden instalar incluso varios de estos aparatos por toda la casa para asegurar una buena recepción en todas las habitaciones.

Los repetidores Wifi incluyen el sistema Plug and Play, por lo que no tendrás ningún problema para instalarlos. Sólo bastará con conectarlo en aquel sitio que quieres amplificar la señal y dejar pulsado el botón para vincular tu red Wifi con el extensor Wifi.

¿Es recomendable una cámara con batería para mi negocio?

Si estamos pensando en colocar una cámara con batería en un negocio tenemos que considerar que en estos lugares suele haber mucho movimiento de personas, provocando que el sensor de la cámara se active continuamente cada vez que detecta acción. Esto provocará un consumo elevado y producirá que la batería se prolongue muy poco tiempo. Te verías por la tanto obligado a tener un cable a la alimentación conectado a la cámara.

Si estás en esta situación te aconsejamos que mires otros modelos de cámaras como pueden ser las cámaras de vigilancia interior o las cámaras de vigilancia exterior si lo que quieres es un dispositivo con un carcasa más robusta.